shutterstock_45816343

¿QUÉ ES UN IMPLANTE DENTAL?

Unos dientes atractivos y de aspecto natural nos ayudan a sentirnos mejor. Nos ayudan a disfrutar de las comidas que nos gustan y nos dan confianza, en casa ,en el trabajo, haciendo deporte y nos hacen sentir bien.
Por eso la pérdida o el daño de incluso un solo diente puede causar un impacto considerable en nuestra calidad de vida y autoestima.

¿QUÉ ES UN IMPLANTE DENTAL?

Los implantes dentales son raíces artificiales, de titanio biocompatible, que sustituyen la parte de la raíz de un diente natural perdido. Los estudios indican que la superficie biocompatible de los implantes dentales realmente favorecen la fusión con el hueso quedando unidos ambos (Osteointegración). Una vez se ha producido el proceso biológico de  la ostiointegración el implante ya puede ser cargado con una corona o puente. Las coronas y puentes son dientes de sustitución que se producen de forma individualizada para cada paciente y van unidos a los implantes que hacen de soporte de dichas coronas. Es importante sustituir las piezas ausentes lo antes posible, ya que una vez se ha perdido una pieza el hueso empieza a reabsorberse, ya que éste se queda sin función, con lo que a mayor tiempo de la pérdida tendremos menos hueso para poder colocar un futuro implante.

VENTAJAS DE LOS IMPLANTES DENTALES

Una de las grandes ventajas que tienen los implantes es que nos permiten realizar tratamientos con prótesis fija sin tener que sacrificar las piezas vecinas, piezas que había que tallar o sacrificar para realizar puentes. Los implantes dentales eliminan esta necesidad y permiten conservar los dientes sanos naturales en su estado original.
Proporcionan una retención estable y segura, la estabilidad de los dientes de sustitución soportados por implantes ofrecen una resistencia, confianza y durabilidad similares a los dientes naturales. Las coronas, los puentes o las prótesis se fijan con seguridad a los implantes dentales. Así se eliminan algunos de los problemas principales de las prótesis convencionales: ajustes deficientes, movilidad, irritación de las encías, puntos de presión, discapacidad al hablar o falta de gusto.

El resultado es una solución estéticamente cómoda y fiable. Los implantes dentales aseguran que el hueso maxilar permanezca funcional y ayudan a impedir la pérdida ósea ya que el hueso de nuevo vuelve a tener función. Así se reduce el riesgo de reacción en cadena, que la mayoría de los casos puede resultar con la pérdida de más de un diente.

SUSTITUIR TODOS LOS DIENTES

La falta de todos los dientes puede causar un fuerte impacto en la calidad de vida. A menudo hace que parezcamos más viejos de lo que realmente somos. Las prótesis completas convencionales tienen la gran desventaja de que tienen problemas de sujeción. Una mala sujeción de los dientes puede también reducir la capacidad de masticar, lo que puede conducir a su vez a una dieta desequilibrada y una digestión difícil. Al cubrir el paladar con una prótesis superior convencional cabe también esperar una reducción del sentido del gusto.
Por el contrario las prótesis soportadas por implantes parecen y funcionan como los dientes naturales. Otro beneficio es la ausencia de los aspectos negativos provocados por una prótesis convencional (movilidad, desajuste…) y la ausencia de paladar en las prótesis sujetas por implantes es una de las grandes ventajas que suelen encontrar los pacientes.
Es importante que la colocación de los implantes se realice por parte del especialista en implantología, al igual que la colocación de un implante de calidad  y de alta gama es básico para la durabilidad de los tratamientos.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Abrir Whatsapp
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?