Atención al paciente: 977 390 200 | 619 63 64 45 - Mail info@dentalvilaseca.com - Anselm Clavé 3 Vila-seca 43480 (Tarragona)
Especialistas en tu sonrisa

¿Le sangran las encías?.

Existe la idea equivocada de que el sangrado de encías es normal. Esta afirmación es totalmente errónea. La encía debe estar bien pegada a los dientes para aislar el hueso de debajo del exterior. Si sangra, significa que existe comunicación del exterior al interior contaminando y destruyendo, con el tiempo, el hueso de soporte dental que provocará la pérdida de los dientes.
 
Las enfermedades periodontales tratables por la periodoncia son la gingivitis y la periodontitis (piorrea). Son muy frecuentes y se producen por las bacterias que tenemos en la boca y que podemos transmitirnos de unos a otros. Cuando estas bacterias no son eliminadas correctamente, afectan a las encías causando una inflamación que se traslada por debajo de la misma destruyendo el hueso y los tejidos los dientes.

¿Qué es la Enfermedad Periodontal?


 
Es una enfermedad que afecta a las encías y al resto de estructuras que soportan los dientes, la padece el 90% de la población por encima de los 35 años y es la primera causa de pérdida de dientes en la población mundial.
 


¿Cuáles son las causas de la Enfermedad Periodontal?
 


Las bacterias presentes en la boca (placa bacteriana) causan la enfermedad periodontal. Si no se retira, cuidadosamente, todos los días con el cepillo y el hilo dental, la placa se endurece y se convierte en una substancia dura y porosa llamada cálculo (también conocida como sarro). Las toxinas, que se producen por la placa bacteriana irritan las encías. Al permanecer un tiempo en el mismo lugar, las toxinas provocan que las encías se desprendan de los dientes y se forman bolsas periodontales, las cuales se llenan de más toxinas y bacterias.
 
Conforme la enfermedad avanza, las bolsas se extienden y la placa penetra más y más hasta que el hueso que sostiene al diente se destruye. Finalmente, el diente se caerá o necesitará ser extraído por falta de soporte óseo. Pese a que las bacterias son las únicas que pueden causar la enfermedad periodontal, hay otros factores que pueden empeorarla como son: genética, tabaco, estrés, diabetes y obesidad.
 


¿Cuáles son las etapas de la enfermedad periodontal ?


 
Existen muchas formas de enfermedad periodontal. Entre las más comunes se incluyen las siguientes:
 
 
• Gingivitis: es la forma menos severa de enfermedad periodontal. Las encías se inflaman, se enrojecen y sangran fácil y frecuentemente (excepto en el paciente fumador). Normalmente hay poca, o ninguna, incomodidad en esta etapa. La gingivitis es reversible si es tratada profesionalmente y con un buen cuidado de la higiene oral en casa.
 
 
• Periodontitis inicial: si la gingivitis no es tratada, puede progresar hacia una periodontitis. En esta etapa la enfermedad periodontal empieza a destruir el hueso y el tejido que sostiene a los dientes.
 
 
• Periodontitis moderada y avanzada: se desarrolla si las primeras etapas de la enfermedad pasan desatendidas. Ésta es la forma más avanzada de la enfermedad en donde ocurre una extensa pérdida de hueso y tejido.
 
 
• Periodontitis agresiva: se caracteriza por la rápida pérdida de hueso alrededor de los dientes en un breve espacio de tiempo. Se da una inflamación muy marcada sin excesiva acumulación de placa ni cálculo. En estos casos la predisposición genética es muy importante.
 
¿Qué síntomas y señales de alerta podemos notar?
 
En ocasiones la enfermedad periodontal puede progresar sin ningún síntoma ni dolor. Durante una revisión dental regular, el dentista busca señales de la enfermedad periodontal, por lo que la enfermedad aún no detectada puede ser tratada antes de que avance.
 
 • Encías rojizas e inflamadas.
 
• Sangrado espontáneo, al cepillarse o pasarse el hilo dental.
 
• Encías que se desprenden de los dientes, blandas
 
• Dientes flojos o separados.
 
• Mal aliento continuo.
 
• Aumento de la sensibilidad dentaria, sobre todo al frío.
 
• Cambio en la forma en la que los dientes encajan al morder y espacios
 interdentales.
 
• Cambio en el ajuste de dentaduras parciales.
 
• Pus entre la encía y el diente, abscesos y flemones.
 


¿En qué se basa el tratamiento de la enfermedad periodontal?


 
El objetivo del tratamiento es eliminar la infección que produce la enfermedad. Una vez controlada la infección, el proceso destructivo del hueso se detiene y de este modo se pueden conservar los dientes y los tejidos periodontales sanos. Dependiendo de la cantidad de hueso de soporte destruido, los dientes una vez tratados tendrán mejor o peor pronóstico desde un punto de vista funcional. Por ello es importante el tratamiento precoz.
 
En algunas ocasiones, disponemos de técnicas de tratamiento encaminadas no solo al control de la infección, sino también a la regeneración de los tejidos periodontales destruidos o la sustitución de dientes no viables por implantes.

Volver a arriba
Abrir Whatsapp
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?