halitosis

Halitosis o mal aliento

La halitosis afecta a un 40% de la población, la gran mayoría de las causas que están detrás del mal aliento no hay que buscarlas en el estómago, si no en la boca: en un 90% de los casos de halitosis el origen está en la cavidad bucal y más de la mitad de ellos están estrechamente vinculados a enfermedades de las encías y una higiene oral deficiente. Tan slo un  se debe a patologías de garganta y nariz y en un pequeño porcentaje a problemas digestivos. Generalmente se debe a la presencia de gases emanados de la boca de compuestos volátiles sulfurados, que son producidos por una serie de bacterias que están implicadas en la gingivitis y en la periodontitis (patologías de las encías).

SITUACIONES EN LAS QUE SUELE APARECER LA HALITOSIS

Después de hablar durante un largo periodo. Después de algunas comidas: picantes, ajo, cebolla… Después del consumo de alcohol tabaco, café,etc.. En periodo de ayuno o de dietas proteicas. En época de estrés.
Al realizar ejercicio intenso. Tras unas horas después del cepi- llado.

¿COMO PREVENIRLA?

Cepillarse después de cada comida y no olvidar la limpieza interproximal con hilo,seda ,cintas dentales o cepillos interproximales. Eliminar diariamente la placa bacteriana formada sobre la lengua( hay que cepillar también la lengua). Reducir el café ,tabaco , alcohol y el estrés. Beber agua entre horas Mantener una buena higiene buco- dental. Visitar al odontólogo al menos una o dos veces al año para poder pre- venir.

TRATAMIENTO DE LA HALITOSIS

El tratamiento de la halitosis oral tiene como objetivo principal disminuir el número de bacterias productoras del mal olor presentes, principalmente, en el dorso posterior de la lengua y en los surcos o bolsas periodontales. Esto lo vamos a conseguir realizando una limpieza y pulido dental profesional, explicando las instrucciones tanto de hi- giene oral adecuadas como también la limpieza de la lengua con un raspador lingual. por último se puede prescribir un colutorio específico en forma de gárgaras que nos ayude a disminuir el número de bacterias productoras del mal olor.

Por otra parte se deben tratar todas las patologías orales presentes, incluyendo caries abiertas, prótesis fijas mal ajustadas, restos radiculares, y las enfermedades de las encías como la gingivitis o la periodontitis. Es recomendable visitar al dentista por lo menos una vez al año para la detección precoz de posibles patologías bucodentales.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Abrir Whatsapp
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?